El gran orgullo de la cocina suaba


Parecen ravioles grandes pero por ningún motivo vaya a confundirlos en presencia de un suabo.
Las Maultaschen son el gran orgullo de la cocina suaba. Y aquí la receta.

Maultaschen (para 4 personas)
 
Para la masa:

400 grs. de harina
1/4 cucharadita de sal
4 huevos

Para el relleno:
50 gramos de tocino
2 cebollas picadas en cúbitos
1 diente de ajo, picado fino
350 gramos de carne de cerdo molida
250 gramos de espinaca
2 cucharadas de pan rallado
2 cucharadas de perejil picado
½ cucharadita de nuez moscada recién molida
1/2 cucharadita de sal
Pimienta
1 clara de huevo
2 litros de caldo

Preparacion:

Formar una masa con la harina y los huevos, a la que se añade la sal. Dejarla reposar en un recipiente, cubierta, durante 30 minutos. 

Picar el tocino en cúbitos y dejar que la grasa se derrita en un sartén. Agregar las cebollas y el diente de ajo picado y sofreír. Añadir la espinaca cocida y picada.

Juntar esta mezcla con la carne molida, el pan rallado y el perejil y sazonar bien con sal, pimienta y nuez moscada

Dividir la masa en dos porciones y uslerear hasta obtener dos capas delgadas (de unos 2 o tres milímetros de grosor.)

Sobre una de las mitades, poner montoncitos del relleno de carne, a una cierta distancia unos de otros. Cubrir con la segunda mitad de la masa delgada y formar los "paquetitos" , presionando con los dedos. (Utilizar la clara de huevo para pegar) 

Cortar los paquetitos (generalmente cuadrados, de unos 5 centímetros por lado) con una ruedita como la utilizada para cortar ravioles y volver a apretar bien los bordes, para que no se abran.

Echar las Maultaschen en el caldo hirviendo y bajar el fuego. Dejarlas cocer durante unos 10 minutos. Pasarlas luego por agua fría, para que no se peguen. 

Las Maultaschen se suelen servir en caldo, con cebollino picado para decorar,, o bien doradas en un sartén con cebollas y huevos.